lunes, 29 de noviembre de 2010

Love and Only love

Me gusta pasar tiempo sola para apreciar mejor lo que tengo. A veces pienso que es para conocerme a mí misma pero se que nunca llegaremos a explicar todos nuestros comportamientos, asi que es en vano pensar que nos conocemos. Como mucho nos aplicamos unos adjetivos que suelen ser normales en situaciones cotidianas.

No pretendo ser cursi en esta entrada, pero quiero desafiarme para hablar de un tema tan conocido en el mundo y por el que la gente se puede llegar a sentir tan feliz.
Cuando en realidad conseguimos notar ese sentimiento de querer a una persona parece que el tiempo le da por correr más deprisa.
Puedes querer a tu familia, a tus amigos, pero las emociones por las que pasas cuando esa persona por la que te has comportado ridiculamente, te sigue el famoso juego del cortejo son indiscutiblemente únicas. Las experimentas una vez y no volverás a olvidarlas, aunque las vuelvas a repetir con otra y otra persona.

Si se detiene el tiempo por un momento conozco personas que están esperando a que alguien le conteste al mensaje, otras que intentan borrar y cuenta nueva, otras que simplemente no se detienen a buscarlo, otras que llevan toda su vida con la misma compañía desde hace millones de años,... pero al fin y al cabo el ingrediente es el mismo, aunque no todas se paren a pensar que es lo que pasa.

Quitándole el significado subjetivo, no se trata más que de una adaptación evolutiva en nuestros genes dedicados a la reproducción. Por supuesto dependen de reacciones químicas que nos hacen pasar por mil estados metabólicos.

Habrá gente que no se crea eso porque cree en la existencia de un sentimiento universal que nos una a todos los humanos, esos seres superiores que han conquistado el planeta. Parece un poco duro pero creo que es sólo puro placebo psicológico, aunque nos cueste tanto asimilarlo.

Un olor, una acaricia, un beso, un abrazo, una mirada, una sonrisa, son cosas que aunque estudie y lea lo que realmente ocurre en los organismos vale la pena sentir y vivir. Memorizar esos ratos fantásticos que por muy simples que sean te devuelven una sonrisa cuando los recuerdas

A todos nos toca nuestra propia experiencia y siempre va a ser tema fundamental en los diálogos de una cafetería. A veces buena, a veces mala... que nos puede fortalecer o nos puede hundir en la miseria.

¿Qué cosa tan irracional no? Y nosotros que nos pasamos la vida creyendo que somos seres racionales

Por otro lado, no hay cosa tan triste que la soledad, pero quiero dejar claro que no necesitas tener una pareja para sentir que no estás solo, porque la gente que te quiere siempre va a estar ahí y hará locuras parecidas a las de pretty woman si hace falta por conseguir que te sientas bien. Nunca viene mal recordarlo

Pues esto es lo que me ha salido hoy antes de irme a dormir. Ya he pasado tres años marcando el mismo número en el móvil. A lo mejor me he asustado mi primera experiencia al principio, pero me alegro de haberle dicho aquel día, que estaba sentado solo en la clase de matemáticas, que se sentara a mi lado.

martes, 16 de noviembre de 2010

- ta paloma en casa? -taa, taa, taa...

Fue la primera en llamarme "tataaa"
Al día siguiente que naciera, mis padres me vinieron a buscar al colegio para poder ir al hospital a saludarla
- Voy a ver a mi sobrina

Qué orgullosa estaba de ser tía, entonces no conocía muy bien el significado, pero me hacía sentir mayor entre mis compañeros de 5º de primaria
Con el uniforme del cole, llegamos a la habitación donde mi hermana tenía una cara de cansancio que no podía con ella. Me la dejaron coger en brazos, era muy chiquitita y me daba grima lo poco que pesaba

A partir de ahí los regalos de reyes disminuirían. Ya no era la pequeña de la familia, había un nuevo juguete de la casa. Siempre fastidia que te quiten el protagonismo cuando estás acostumbrado a él; y menos mal que no era mi hermana pequeña, que vamos, los celos me saldrían por las orejas. Yo siempre fui y seré la consentida de mis padres, nadie me lo quitará!

Más adelante, en Santiago ella se encargaba de avisar a mis padres cuando pasaba el tren al lado de mi casa, mi madre cuenta siempre la anécdota de que un día le dijo:
- Abuela, pasaron mil vagones!
- Tantos? Seguro?
- Bueno, quizá menos

Con cuatro años:
- Tienes algún novio en el cole?
- Siiii, muchos, fulanito, fulanito, fulanito,... (nombre y apellido)


La semana que nació su hermano pequeño me acuerdo que escondí una vuelta de la compra del pan y del periódico. Como no se acordaron de ella y tampoco nos estaban haciendo mucho caso fuimos Paloma y yo por la tarde al supermercado a comprar cheetos, patatas, incluso un bizcocho de chocolate. Volvimos y nos cerramos en la habitación. Pusimos la mesa en el medio y empezamos a comer. Yo le dije que era nuestra forma de celebrar el nacimiento y ella no paraba de reírse
Cada vez que lo recuerdo me sale una sonrisa en la cara
Eso sí a partir de ahí, le noté un giro en su forma de ser, siempre observó a los mayores y los intentó imitar como todos los niños, pero su cambio fue más grande. Tenía que responsabilizarse de muchas cosas del hermano


No me olvido de todos los regalos de cumpleaños que le debo... una camiseta, una visita a la playa, otra fiesta privada... Siempre me coincide su cumpleaños con mi temporada de bajo poder adquisitivo. Pero ella nunca se olvida de regalarme un dibujo o algo, que por cierto, aún tengo que ir a recoger el de este último

Siempre se portó genial conmigo, obediente; nunca fue una niña caprichosa pero a lo mejor algo tozuda, aunque eso es denominación de origen por parte del abuelo.

Me da mucha pena porque sólo coincido con ella por temporadas, y cuando me acuerdo de ella, le pregunto a la madre y coincide tiene un cumple o algo que hacer. A ver si me la cojo una tarde y la llevo a la playa o la invito a comer.
Me lo pasé genial los dos días que vivimos juntas en septiembre, lo malo es que tenía que estudiar algunos ratos y no estuve 100% con ella


Tengo muchas más anécdotas con esa mujercita, aunque sé que ella tiene más. Sólo espero que lea esto algún día, me llame por teléfono y me diga: vicky, no hagas planes este finde y sácame de casa

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Hola buenas, soy el frío

Llega por las mismas fechas sin haber pedido permiso. El muy traidor te puede engañar cuando menos te lo esperes. Se te colará en cualquier rincón destapado que encuentre, y sobre todo si tiene a su aliado "el viento".
Se te cuela en el cuello, congela tus manos, te agrieta la cara, y al poco que sudes es como si tuviese más fuerza para molestar.
Consigue que te de muchísima pereza salir de casa.

Si, el invierno ya está de camino. El otoño ya nos está enfriando la atmósfera.
Que poco nos apetece recordar la palabra frío.


A pesar de toda su incomodidad tenebrosa logra proporcionarnos pequeños momentos de placer, aquí dejo algunos para animarnos aunque sea mentalmente:

Tomarse un chocolate calentito por la mañana (o a cualquier hora del día)

Ponerse la ropa que está calentándose en la estufa

Mirar por la ventana y ver cómo la gente está mojándose con un chaparrón

Pegarse una ducha calentita cuando es a ti a quien le calló el chaparrón

Dar un paseo con algún amigo y pararse a tomar algo en un bar con calefacción

Poner los pies con calcetines cerca de la estufa

Cenar una sopita de mamá

La piel de gallina cuando enciendes el secador y lo pasas por el cuerpo

Echar una carrera con un amigo para entrar antes en calor

Llegar con la ropa mojada a casa y ponerte una seca y cómoda

Envolverte en una manta típica de las abuelas

Abrir una paraguas enorme y ponerlo cerca de tu cabeza para que no te mojes nada

Ver una peli cuando hay tormenta mientras comes palomitas calentitas con tu pareja

Entrar rápido en el coche y poner el aire acondicionado(sobre todo en los pies)

Leer algo si tienes una chimenea encendida al lado

Comprobar que esas botas resistieron toda entrada de agua

Que te preste un amigo su abrigo

Ponerte el pijama de invierno y colocar otra manta más en la cama

Dar un paseo por la playa totalmente vacía, ser el primero que deja pasos marcados

Calentarse las manos con las de otro que las tiene ardiendo

Encontrarte a alguien que lleva paraguas

Ponerte la mantita eléctrica o la mítica bolsa de agua


Fijo que hay muchas más, pero ahora no se me ocurren.
Pues eso, algunas molan más que otras pero todas te proporcionan un gustirrinín momentáneo

miércoles, 27 de octubre de 2010

mmñam "sabo" a sal



375 euros... 375 euros tuve que ahorrar durante meses para conseguir aquella ilusión. Por supuesto, dejé de comprarme caprichos, de tener regalos de cumple, regalos de reyes y a veces incluso dejé de alimentarme bien (cosa que no me suele doler).
Corría el año 2007, había juntado todo el dinero. Tras una larga búsqueda de la tabla perfecta, junto con la gran ayuda por supuesto de Ricardo, me decidí por una ASP 8'2.
Unas semanas después del pedido, me llamó Leo para avisarme de que el gigante ya estaba en Kirra.
No os podéis imaginar las emociones por las que pasé esa temporada.

Seguí ahorrando para la funda y otro poquito más para un traje.

Ya estaba más que lista!
De aquella, tenía la estupenda compañía de mi amiga Sara, con la que pasamos unos momentos increíbles bajando a Valdoviño o incluso de yendo en bus a Villarrube (vaya cara se le quedó al conductor cuando vio mis maniobras en el maletero...)

Ya había cogido olas con el corcho pero no era suficiente, tenía que ver las otras desde otra perspectiva.

Pero no todo lo bueno dura para siempre y como suele pasar a estas edades cambias de compañías, cambias de ambiente,...
En mi caso se resume en que empecé la carrera en Santiago y que me pillé el noviete. No le echo la culpa a nada, fueron mis mayores cambios que me habituaron a otras necesidades.

Ahora, debo de llevar más de dos años sin abrir la funda de la tabla para que se de un baño, buff... incluso más, diría que desde que empecé la carrera mi tabla está deseando emanciparse.

Si hacéis las cuentas al fin y al cabo sólo tuve mi año fuerte con ella





Estas últimas semanas he estado casualmente rodeada de gente que se está proponiendo cambios que aunque cueste, los están llevando a cabo.
La última fue mi madre con sus ganas de ser una más en el mundo de Internet, cosa que me alegra muchísimo y espero que dentro de poco sea ella la que me esté comentando estas entradas.
Pues eso, culo veo- culo quiero.
Yo qué novedad puedo meter este curso? Si, además de estudiar mucho y sacar muy buenas notas...

Je, en realidad no necesité meditarlo, me propongo volver a tener esa ilusión... esas ganas que comento ahí arriba; aquel lejano espíritu de: me da igual el frío, me da igual el cansancio porque yo me cojo mi traje, mi tabla y bajo a la playa.
Eso sí, he de dejarlo claro, porque parece que soy una toda una surfista pero la realidad es que en el agua siempre soy la más cagada. Yo entro en el agua y para mí todo es gigante... todo es peligroso... todo me va a revolcar y me va a dejar sin respiración.
Yo me conformo con una espumilla a pesar de lo que opine la gente

Esa frase de que lo importante es participar y pasarlo bien, yo lo cumplo a raja tabla.

Pues eso, la apuesta está tomada y a pesar de ser consciente de la pereza de tener que cambiar algunos hábitos
El tiempo es el que sabe si esta entrada que redacto, mientras dejo de echar una siestecilla, me sale del corazón o no.

lunes, 18 de octubre de 2010

Después de cenar...

- Es increíble
- ¿El qué?
- Míralo está ahí tirado sin hacernos el menor caso, como si no existiéramos, como si no notase la ausencia de sus padres
- ¿Aún no se quedó dormido?
- No está mirando su mano y el peluche que tiene a su lado

El pequeñajo tiene ya dos años, y me fascina observarlo. Entender qué le pasa por la cabeza cuando está en una situación nueva, entender las reacciones que tiene hacia la gente que le rodea.
Parece que ya puede dominar el mundo, pero sólo es un simple espejo de lo que observa en su alrededor.

Siempre me pregunté porqué me divertían tanto los niños de esa edad, entre el primer año hasta los 3, que es cuando empiezan a ir al colegio y ya se le escapa su simplicidad.

Unos son más nerviosos que otros, otros son más tranquilos; a unos los dominas mejor y a otros tienes que luchar durante media hora para que se esté quieto. Aunque al fin y al cabo todos pasan por sus momentos de tranquilidad y de histeria.

En ese intervalo no aún no asocian "el bien y el mal", sólo se fijan en cómo reacciona su madre cuando no puede hacer algo, ella trata (o intenta tratar) su comportamiento.

Le miro, me muevo y se gira todo tranquilo para ver que hago. Me tumbo al lado de él y me quedo mirándole, de vez en cuando apartábamos la mirada por eso de que no nos intimidásemos. Con su chupete en la boca, un brazo medio torcido, el otro brazo con un pañuelo rosa rodeándolo y sobre la comodidad de la mantita en el suelo que le había dejado la madre antes de irse.
Me hice la dormida, pero no hizo nada. Estaba segura que si llegara a ser mi otro sobrino se lo estaría tomando como un juego, pero él no.
Como si de una mosca se tratase. Dándole la espalda a la tele y entretenido consigo mismo esperando a que los ojos se les cerrasen completamente.

- En qué estará pensando? Pensará algo? Debatirá en su cabeza sobre algo en particular?
Parece que no, que simplemente está ahí... para qué complicarlo...

Ojalá no creciesen, me quedaría con mis sobrinos cuando tenían los 2 añitos.
Pero bueno, sólo me consuela esperar a estar con ellos en un pub tranquilo (como el de Carro) a las tantas de la mañana enseñándoles a beber y dándoles unos buenos consejos de iniciación sobre la pubertad, y por supuesto, enseñándoles buena música.
Luego ya se irán cada uno por su lado, pero nunca olvidarán los recuerdos de esas personas a las que admiraba tanto y que les recordaba: "si te pasa algo, a quien tienes que llamar antes que a mamá y a papá?"

Ja! lo que les espera!

sábado, 12 de junio de 2010

No somos los que comemos, somos lo que comieron nuestros ancestros

Normalmente suelo acabar antes los libros que me enganchan, pero este lo leí con más tranquilidad. Como esas veces que comes algo muy despacito para que te dure más tiempo el sabor.
No era como otras veces, no tenía como plazo quince días para devolverlo a la biblioteca. Este antes de leerlo ya lo había comprado. Fue una recomendación del propio autor como respuesta a mi admiración por "La Cadera de Eva".

Siempre que llego a la última página de un libro me queda un sentimiento de pena o de rabia, porque no va a haber más páginas que te sigan entreteniendo. Pero ayer me consolé pensando que aún me quedan por leer todas las entradas de su blog. También intentaré animarlo en algún email para que vuelva a escribir otro. Todos sus conocimientos del ser humano y la forma de explicarlos me encatan.

"El Mono Obeso" por Jose Enrique Campillo Álvarez. Si alguna vez llego a ser profesora de biología recomendaré estos dos libros a mis alumnos, tengan la edad que tengan.

No puedo hacer un simple resúmen del libro, ni tampoco puedo comentar las partes que más me han gustado. Sólo para el que le pueda interesar, que trata de una comparación del hombre de hoy con nuestros ancestros. Las enfermedades que en la actualidad nos atacan en la sociedad.
Ya no se trata de la higiene, ya no se trata de bacterias o virus, ya no se trata de enfermedades contagiosas, y ya no se trata de medicinas. Se trata de enfermedades que por nuestros hábitos de sedentarismo y mala alimentación están apareciendo cada vez en la gente más joven.
El libro te enfoca desde donde puede empezar todo, y te explica porqué el cuerpo sufre esos cambios, no hay una adaptación a las formas de vida que lleva la gente de hoy. Todo un enfoque desde el Ardipithecus ramidus de una manera clara y fácil de entender.

Sobre este tema te puedes parar a pensar: y cómo se consigue parar esto?; la respuesta es muy fácil, desde que naces harás ejercicio y comerás bien. Pero si ya tienes unos quilitos de más harás una dieta y luego, cómo no, sabrás que tienes que tener cuidado porque sino recuperarás esos quilos. La mayoría de esas dietas no hacen más que desequilibrar nuestro organismo y (hablando mal) joderlo aún más cuando se recuperan esos michelines.
Pero eso da igual, los efectos secundarios de someter al cuerpo a tales cambios no los verás a simple vista. Así que ojos que no ven...

La verdad, creo que con la dificultad de encontrarte alimentos de calidad y la comodidad que hay a nuestro alcance a costa de la tecnología, dudo mucho que la mayoría de la gente no caiga en esas enfermedades (obesidad, cardiopatías, diabetes,...). Tienes que tener mucha fuerza de volutad para no caer en las tentaciones.
Aunque bueno, estoy criticando esto pero soy la primera persona en pedirle a mi novio que me lleve a todos los sitios en coche jejeje.


Al final, hasta que no haya varias mutaciones en los genes de nuestros descendientes que se adapte a estas condiciones no podremos dormir tranquilos. Ya nos molaba tener un cuerpo que deseche todas esas grasillas tan ricas al paladar o toda esa energía que no vamos a utilizar frente a la tele o al ordenador.

La evolución no está hecha al gusto de todos :D

lunes, 26 de abril de 2010

Toca Pearl Jam




Tras varias discusiones de si el viernes en Bilbao o el sábado en Lisboa, el premio se lo llevó la primera opción.
Con las entradas recién compradas de esta mañana, ahora solo queda decidir si en una furgo o en dos coches. (Espero que también gane la primera opción)

Mola la tradición de cada año - un concierto. Llevamos con este 4 años consecutivos. Te mantiene con la ilusión de qué tocará para el año siguiente.

Aunque para mí el año pasado fue partida doble, una semana en Barcelona para ver a Neil Young y la siguiente en Madrid para ver ACDC.

martes, 23 de marzo de 2010

- Falta el Keep on rockin!!!! KEEP ON ROCKIN!!!

Pero en la última canción suena...
"Be on my side,
I'll be on your side, baby..."

Era viernes por la noche, en un pub de jazz, nuestra competencia en Coruña estaba tocando la mayoría de las canciones que hemos preparado nosotros con tanto cariño y con tantas ganas. Son buenos, y nos morimos de envidia... están tocando.
La envidia es sana, compartimos nuestro anfitrión. Pocos grupos en España creo que se dediquen plenamente a rendir culto a Neil Young.

Sigue la canción... y entrarían los coros... uuuuuuuh lalalalalalaaaaa...
El guitarrista comenta de que entremos alguno de nosotros, y cómo no los que me rodeaban me señalaron a mi. De primeras dudé, pero el tono de Ricardo me hizo confiar y salir. Hacía mucho que no ensayaba, mucho que no afino lo que puedo mis cuerdas vocales. Me entró un nerviosismo al acercarme al micro, pero me dije: qué coño!! me la sé, este uuuuh no me puede salir mal!

Y no lo hice mal... Fue increíble. Un momento de subidón que no os lo podéis imaginar...

Hay que tocar... hay que tocar... desde que empezó el concierto no paré de recordarmelo.

Pero aún nos queda tiempo para que volvamos a salir al escenario. De momento solo podemos conformarnos con las ganas, con el esfuerzo de mis compañeros cada fin de semana que se dedican a construir nuestro local. Yo, aun no dediqué ninguna gota de sudor en ayudar...

Después del concierto, cómo no, siguió la juerga!


Por último, agradecer a los de Zuma por esa oportunidad de acercarme al micro.

lunes, 15 de marzo de 2010

Wolovich

Al final no tenía arreglo... y tomé una decisión de la que espero no arrepentirme.

hp

De serie venía el Windows 7 y le doy otra oportunidad al sistema operativo de Ubuntu.

No tengo más cosas que contar, acabé los exámenes y no he logrado nada. Ahora me empieza el segundo cuatrimestre. Mi padre me predice que cambiarán las cosas como no supere este curso. Ya no hay más oportunidades...

Todo parece un callejón sin salida, te pasan por la cabeza muchas cosas cuando tienes un rato libre para pensar y obsevar todo lo que te rodea, poniendo los pies en la tierra. Es increíble como te pasa el tiempo

Pero no pierdo las fuerzas. Lo que tenga que suceder sucederá. No me arrepiento de nada, todo lo menos aprenderé de mis errores.

Tengo 20 años y no he destrozado mi futuro pese a que me lo repitan... intento ser una persona consciente de lo que tengo y de lo que hay. Siempre pido a la gente que me rodea que me avise si me equivoco, no me cierro en banda ante los consejos.



Nunca pensé que era tan complicado hacerse mayor...

martes, 23 de febrero de 2010

Seica Chove!

Ya le estaba saliendo telas de araña!!

Menos mal que dos de mis lectoras me han animado, una me lo ha recordado y la otra me presta su portátil mientras espera pacientemente dormida a que termine.
Llevo más de dos semanas sin el mío, el pobre está esperando en mi escritorio a que alguien le acerque a un técnico para arreglarle la pantalla.
No lo hecho mucho de menos... pensé que lo iba a notar más, y creo que si no es así es porque toda la gente que me rodea tiene uno. He utilizado ya unos cuantos ordenadores desde que no volvió anda encender más mi pantalla, los golpecitos mágicos ya no daban resultado.
Hoy en día tienes una facilidad increible por conseguir algo con internet, ahora soy consciente de ello. Nos invade la tecnología!

Aprovechando su ausencia, a ver si estudio algo más... no estoy obteniendo los resultados que me esperaba...
Hoy a pesar de las malas noticias estuve estudiando duramente en la biblioteca con Didi y con Lorena. La primera de ellas hoy, en un ambiente de estudiantes concentrados en sus apuntes, hizo un milagro. No se dio cuenta el valor que tuvo el desenroscar una bolita... Si...
Hace ya un mes aproximadamente que me hice el piercing en el ombligo, el perforador de la tienda metió la pata, me puso un pendiente que no fue de mi agrado, por decirlo fino, los brillantitos no me definen.
Pero no pasaba nada, todo en esta vida tiene solución, se puede desenroscar y poner otro piercing con dos bolas normales...
Ilusa de mí, no se podía quitar, ni para un lado ni para otro. Sólo hoy, 23 de febrero, la fuerza del mismísimo Sansón (llamada trivialmente María Diana) pudo lograr desenroscar la bolita de arriba. De un sólo intento. Infalible. Sin dolor. Sólo ella es capaz de quitarle importancia a la hazaña con toda naturalidad.
Si alguien piensa que exagero, tengo testigos suficientes que me apoyarán de que mi ombligo se iba a quedar para toda la vida con esos brillantes.

Ahora, tranquila, con las dos bolas normales y con sueño por el calor que me está dando la estufa, espero que esta semana se cansen las nubes de evacuar tanto su H2O.
Voy a dejar de gorronear tanto portátil, la dueña de éste esta dormida de tanto esperar.







Agradecimientos: a Miguel por su Dell (y su ordenador de paso), a Iria por su Acer, a Patri por su Dell, a Loreto por su Mac, a Didi por su Toshiba, a mi hermano por su intención, a Ana por su Compaq recién formateado en el que estoy ahora.

Sólo me queda deciros que mi padre ya está cansado de que ocupe tanto su ordenador y ha decidido llevar personalmente, esta semana sin falta, a la tienda de Informática, mi viejo Acer.

miércoles, 13 de enero de 2010

Anticuerpos VS Antígenos

Por fin lo tengo, El mono obeso, no puedo terminar de valorarlo hasta que no lo lea, pero mis espectativas son muy buenas debido a que pertenece al mismo autor que La Cadera de Eva, osea Jose Enrique Campillo. Pero ya hablaré más otro día de él. Me imagino que lo volveré a molestar comentando mi crítica.

Esta tarde fue increíble en el laboratorio, acompañada por mi compañera María, nuestra hazaña consistía en identificar mediante anticuerpos a qué grupo sanguíneo pertenecía. Tenía que ser una de nosotras, y me presenté voluntaria en el momento en que la cara de María ante la idea de pincharse y sacarse sangre cambió radicalmente. A lo mejor lo estoy exagerando demasiado, pero cuando le dije que no me importaba que usáramos mi sangre, le noté que se sentía por lo menos aliviada.
Pues así empezó la historia, le pedí a la profesora que fuese ella la que se adentrara en mi epidermis con la aguja. Por si acaso yo necesitaba varios intentos o por si acaso María lograba sacar más de tres o cuatro gotas que se necesitaban para el ejercicio.
Teníamos varios tubos de ensayo, donde previamente marcados íbamos echando una gota en cada uno el antícuerpo correspondiente.

Primero estudiamos los principales antígenos, que pertenecen al sistema ABO. Dependiendo de la genética, por supuesto, porque es un carácter hereditario. Esa secuencia en nuestros genes detenerminará que tengamos antígenos en la sague de tipo A, B o de carecerlos que entonces sería el tipo 0. Estos antígenos van a desembocar una respuesta inmune de los anticuerpos, por ello, cuando a una persona del tipo A le inyectan sangre con antígenos de tipo B, los anticuerpos de la persona A no están acostumbrados a ver esta novedad en su sangre y los intentará eliminar de su ambiente, de ahí la incompatibilidad o rechazo.
Eso sí, hay muchiiiiiiisiiiimos anticuerpos específicos en nuestro organismo, por eso que no cunda el pánico, que no sólo están para atender las transfusiones. Gracias a ellos sobrevivimos diariamente frente a la de bichejos que nos rodean, y no sólo tenemos los que ilusamente nos proporciona el Actimel
Vale, explicado esto como base, ahora se puede entender que usamos anticuerpos para observar a simple vista su reacción. Todo se podía reproducir con gotitas pequeñas de mi sangre y con disoluciones de anti-A y anti-B.

En nuestra primera comprobación, pudimos observar como en uno de los tubos la disolución se aglutinaba, resultando que soy del tipo A.

Luego, para mayor emoción, investigamos sobre mi sistema Rh, que es aquél que te dice si eres A positivo o A negativo. Este sistema, genéticamente es algo más complicado, porque depende de varios genes que se traducirán en tipo D, E, e, C, o c.
Para no complicar la vida a nadie, resultó que dí positivo en la prueba.

Ta-chán! Sí, señores y señoras, soy A+!!!!
Jugábamos la verdad con ventaja, porque de ir a donar sangre ya tenía esa información antes de llegar a la práctica.
Pero realmente fue una pasada.
Ésta fue mi última práctica de Antropología. Y no me puedo quejar porque me lo he pasado en grande.
La otra vez, como niños pequeños tuvimos que pintarnos ambas manos con tinta de imprenta y estudiarnos nuestras propias huellas dactilares. Pero mis huellas son muy sosas y le quitaron emoción al asunto, sólo tenía los dibujos básicos. Refunfuñada acudí en busca de opinión y ayuda a mi profesora que ésta riéndose me dijo que solía pasar, el mundo de las huellas dactilares no es para emocionarse... Al contrario, mi compañera María, parecía que tenía turbulencias en sus manos porque no paraba de encontrarse torbellinos y trirradios... tuve que entretenerme con sus dibujos. Eso sí, ojito con desvalorar la importancia de estos dibujitos... que desde las once semanas en el útero materno, ya está preparada la piel para identificarse ante la policía.


Jajajaja. La biología no sabéis lo entretenida que está...

domingo, 10 de enero de 2010

Paisajes blanquecinos

Mañana vuelvo al cole! jajaja de nuevo por la resi pero con la novedad de la nieve! Todos los tejados blancos... una manera diferente de ver una de tus ciudades. Poco aguantarán esos copos y a ver si convenzo a mis amigas para salir a la mínima que empiece a nevar. Jugar como niñas y pasar mucho frío.
A ver como pinta este año. La monotonía no la soporto, asi que espero que tenga muchos cambios. No me quejo de nada del pasado, pasan cosas buenas y malas... de las últimas siempre puedes aprender, aunque en el momento te toquen la moral.

Estas vacaciones no fueron muy intensivas, pero mejor así, ahora estoy descansada para pasarme horas en la biblioteca frente a los apuntes.
Me he pasado unos cuantos ratos frente al portatil enganchada a una serie en concreto, se llama: "The big band theory". La recomiendo a todo el mundo que se aburra, quiera echarse unas risas o que simplemente quiera ver algo nuevo.
Trata en resumidas de una pandilla de frikies físicos, que tienen una vecina que no ha tenido casi estudios.
Otra que también recomendaría es "Cómo conocí a vuestra madre"
Por el resto estuve muchas tardes y noches con Miguel (que no podría pedir más) y las tradicionales cenas y comidas con mi familia. También hemos grabado los Crazy Ponys nuestra primera canción "en estudio". Se puede escuchar en nuestro blog. A pesar de mi afonía, la tecnología la disimuló con unos efectos.


Mucho frío, menos catarro y ningunas ganas de chapar...

domingo, 3 de enero de 2010

Ilusiones?


Lo normal sería hacer nuevos propósitos para este año que ya ha empezado, pero creo que no se necesita esperar a estas fechas para intentar mejorar. Creo que cualquier día te puedes plantear una nueva meta y conseguirla.
Lo de año nuevo, vida nueva, es puro placebo

Disfrutar de lo que queda de vacaciones, de los regalos que quedan por desenvolver, y de los últimos langostinos que quedan por saborear.

Yo seguiré esperando que todo el catarro que me ha acompañado desde el primer fin de semana navideño, encuentre otra persona donde alojarse y me deje tranquila