miércoles, 27 de abril de 2011

Zapatitos de catón y vestido de papel

Semanita de vacaciones, para aquellos que pudieron disfrutarla

Que no es que me ría de las desgracias ajenas, pero me alegré bastante cuando vi el parte meteorológico que daban para esa semana.
Qué mejor que un tiempo de lluvia, truenos y centellas para sentarte en la mesa frente a los apuntes. No cabe distracción alguna de irte un ratito a la playa con el solete que hace.

Tocó estudiar mis queridas plantitas de nuevo y hacer un trabajo sobre... Endocannabinoides.

Si, todo el mundo se queda con la palabra cannabis y se piensa que será un trabajo muy interesante. Pero en realidad, para que todos nos entendamos, los endocannabinoides son señales que segrega nuestro propio cuerpo para activar ciertos receptores.
Se llaman así porque el conocido THC de la marihuana (o como ponía en los libros "Cannabis sativa") también activa esos mismos receptores. Lucharían por así decir por activarlos

Los receptores se encuentran en el cerebro, en la médula espinal y en otros tejidos. Eso te daría de que pensar sobre los efectos al fumar o al ingerir dicha planta.
Tanto los endocannabinoides como el THC te provocarían los mismos efectos, solo que los primeros están controlados por el propio organismo, sólo los sintetiza cuando los necesita

Para más información sobre estos neurotransmisores, que no lo creo, dejo mi trabajo a su disposición.

Por lo demás, aprendí mucho sobre cómo se alimentan cualquier tipo de planta, tanto en una zona tropical como en el desierto. Tras el último parcial sobre la fotosíntesis, al final les estoy cogiendo cariño, a pesar de que no entiendo porqué se tienen que complicar tanto la vida por dentro. Por fuera son simples: una flor, un fruto, las hojas, un tallo y la raíz. Que te lo has creído...

Mi día de respiro lo pasé con dos de mis sobrinos en la casa de campo. Un gran trabajo en equipo después de la siesta. Cuánto debió de temblar el coche cuando enchufamos la manguera, la aspiradora, cogimos trapos y cubos con mistol.

No pude ir a Valencia, no pude ir a ensayar, no pude ir a la playa, no pude quedar con gente, no pude salir... cómo me voy a tirar de los pelos como en junio los resultados no sean positivos...

martes, 12 de abril de 2011

Una bolsa de gominolas con y un melón

Nos conocimos una tarde en la playa, estábamos rodeados de gente conocida. De esas primera veces solo me acuerdo que nos presentaron y que debimos charlar un rato, pero todo comenzó al año siguiente en la famosa piscina

De lunes a viernes entrábamos titiritando en la ducha y acto seguido nos tirábamos haciendo la bomba en el agua. Seguíamos a nuestro apuesto monitor hasta que era hora de marchar y tocaba subir la cuesta hasta la casa con cortinas de cuadros, donde ya seguía yo sola hasta la mía
Poco a poco hablábamos más y empezamos a bajar a la playa junto con otras niñas.

Al año siguiente, ya bajábamos las dos solas a la playa y nos lo pasábamos genial (iba a soltar un taco... :D), algún chico que otro... cómo no. Ese debió de ser el año que conseguí estar más morena que nunca, porque no salíamos de la arena ni por apuesta.
Ahí debimos empezar en serio a ser amigas. Yo siempre la traté como una más de la pandilla, a pesar de ser algo más pequeña. Todos mis amigos de la capital sabían perfectamente quién era ella.

Siempre te imaginas la amistad perfecta con una chica que se te parezca mucho a ti, que compartais muchas cosas, etc. Ella y yo no nos parecíamos, sólo teníamos en común nuestra playa, lo demás lo íbamos aprendiendo poco a poco o aparecía sin más. A mi lo que más me flipaba en ese momento era poder pasarme todos los atardeceres en la arena haciendo cualquier cosa, siempre se nos ocurría algo

Pero hubo un año que la necesité muy en serio y no tuve que darme cuenta de que ella ya estaba ahí, todos los días tanto para cogerme el teléfono como para visitarme o para acompañarme a algún sitio, etc. No creo que nunca se haya dado cuenta el grandísimo apoyo que fue para mí esa temporada al encontrarme sola en una situación que quería evitar, mis amigos estaban en mi otra ciudad, yo no quería volver a la natal

Era mi amiga, mi hermana, mi compañera, mi madre a veces... siempre que me acuerdo de ella la veo en la playa toda guapa con ropa de surf y sus gafas verdes de sol graduadas que un día fueron robadas en unos servicios
Siempre recuerdo anéctodas para partirse de risa y siempre que empiezo una nueva amistad siempre les hablo de ella

A pesar de que esté escribiendo como si hubiese fallecido, esta viva eh! jajaja
Pero duele mucho saber que sigue en tu ciudad, que a veces la ves y que ya no hay nada.
Se paró todo de repente, el tren iba por su carril hasta que sin darse cuenta descarriló todo. Para mucha gente cuando pasa eso, deja que salgan todos los malos recuerdos, pero yo no puedo, porque en serio, la echo de menos

Han pasado ya casi cuatro años y siempre le digo a mi novio que espero que algún día me llame, que me llame para lo que quiera porque soy capaz de hacer lo que sea.
Es una chica genial, con una sonrisa siempre en la boca y con mil ganas de vivir. No quiero echarle la culpa a nada, porque siempre puede haber malos entendidos, pero sabes? de todas las cosas que me gustarían cambiar en este mundo, solo habría claramente una, y sin dudarlo apretaría ese botón YA. Me quedaré con la duda de que hubiese pasado si no me hubiese apetecido probar nada. Porque las dos éramos una, si a una no le molaba algo, la otra lo respetaba.

Aprendimos mucho juntas. Bueno, yo aprendí mogollón de ella. Pasó por dos muy malos momentos y espero que esté ahora bien.
Solo me repito de nuevo que siempre voy a a estar ahí y seguirá marcado en el banco al lado de la caseta de los socorristas

3,2,1... reflex

Con el pijama puesto y acomodada encima de mi colchón nuevo. No sé porqué me hizo tanta ilusión. Debió de ser un impulso de mis lumbares diciendo si... por lo menos ahora descansaremos un poco mejor, ya que nuestra dueña poco nos cuida...

Me di cuenta de cuánta gente necesita un masaje en la espalda... aunque sea un simple paseo con unas manos calentitas que se deslizan aceitadas, saludando a cada músculo que se encuentra por ahí metido.

Las espaldas son ignoradas, maltratadas con malas posturas, explotadas cogiendo peso de más, descansando tumbadas de cualquier forma, aguantando de nuestro peso todo el día... hasta que llega el día en que empiezas a notar ligero un tirón, como una aguja que se te va clavando...

La columna vertebral y la cadera, evolucionaron de tal forma que consiguen, además de otras cosas, que nos mantengamos perfectamente erguidos sobre nuestras dos piernas. Desde sólo una curvatura dorsal, como poseen los demás primates, a poseer 3 curvas exclusivas. Las llamaremos las curvatura cervical, la curvatura dorsal y la lumbar.

A los bebés hasta que no se les conforma la curvatura cervical no consiguen mantener la cabeza. Los músculos del cuello de primeras tampoco soportan el peso de ese cráneo despropocional al cuerpo. Y luego, cuando consiguen levantar la cabeza para buscar a su madre, la curvatura lumbar también se va acomodando de tal forma que consigue mantenerse en pie aunque sea con la ayuda de sus brazos

Su ejercicio es constante a lo largo de los años, y para qué, si nunca le estamos agradecidos, es su obligación. Y como le de por quejarse aun nos da por enfadarnos, sin pensar en serio la causa de ese dolor. Yo no soy partidaria de arreglar el problema a base de calmantes, relajantes musculares,... Prefiero un buen masaje

Imagínate tumbado boca abajo sobre una cama, todo relajado, dejando los brazos totalmente libres. Escuchas como se abre la tapa de un pequeño bote de aceite o de crema. Según se van acercando esas manos empiezas a oler el aroma y da comienzo todo. Siempre se nos hará corto demás y nos levantaremos de ahí con una sonrisa de oreja a oreja.

Es un placer que tódos deberíamos permitirnos, por lo menos una vez al mes, nuestras espaldas nos lo iban a tener eternamente agradecido.
Siempre me gustó dar masajes, a ver si hago un pequeño curso pronto y empiezo a visitar algunas de esas pobres espaldas

Por último un esquema que me hizo mucha gracia sobre como va evolucionando la espalda :) (cogido de este blog: budacuantico.blogspot.com)