martes, 10 de septiembre de 2013

Chuliña Ke!

Hoy es un simple día para ella, no tiene nada que celebrar, ni hay nada especial qué contar. 
Pero hoy yo me he acordado de ella.

Por teléfono hablamos que sería muy difícil que llegásemos a separarnos. Algo muy fuerte nos tendríamos que hacer para que se rompiera la amistad. Eso me hizo pensar y me di cuenta de lo grande que es nuestra unión, que hasta bromeamos con casarnos a pesar de tener cada una nuestra pareja. Como dijo mi madre “os gustan demasiado los pitos”.

Le ha dedicado publicaciones a la gente en el facebook, siempre habla de lo grande que es la gente que le rodea, siempre muestra su mejor cara y es capaz de romperse en pedazos hasta acabar un trabajo.

Me ha escrito cartas de amor cuando me despedía del curso en la residencia, me ha llamado siempre que estoy en casa sola (y lo ha vuelto a hacer ahora), me ha dejado su ropa, me ha invitado a tabaco, comida, me ha mimado como nadie y es la única persona que sé que movería cielo y tierra si le pido un favor.

Pero yo nunca le dije nada, ni una simple carta, ni una publicación; yo le riño cuando dice palabrotas delante de los mayores, le digo que se calme cuando quiere reventar, le robo ropa sin que se entere, y maldigo el desorden que despliega cada vez que llega.

Quién es ella? Ni yo se que contestar exactamente cuando la describo. Es una abuela que te da caprichos, una madre que te cuida, una hermana que te da consejos, una amiga que te escucha todos los días, una amante porque me ha tocado las tetas, una novia porque me dice que me quiere, una socia porque abriremos un negocio juntas…

Es mi compañera

Nadie conseguirá entender lo unidas que estamos, nadie va a entender que no nos separaremos, nadie sentirá lo orgullosa que estoy de que forme parte de mi vida. Nadie sabrá la suerte que tengo.
No voy a empezar a contar que si es trabajadora, luchadora, simpática, con mucha energía,… bla bla bla. Hay que conocerla, hay que sentarse a fumar un cigarro al lado y mirarla atentamente cómo habla, cómo se expresa, cómo se mueve… es mágica.

Me dijo una vez que tenía amigos que eran diamantes… ella es mi único diamante en bruto.

Seguramente no haya dejado plasmada la idea que tenía de la entrada, lo que quería dedicarle, por lo menos conseguir que le cayera una lagrimilla, que se emociona mucho cuando alguien le dice lo que vale. (Yo no soy de poner moñerías, Iria, lo sabes y lo siento, pero tienes claro que mi amor es puro).

¿Sabéis lo mejor de todo? Que mañana me llamará otra vez por la mañana sólo para darme los buenos días