martes, 17 de noviembre de 2009

Discípulos de Neil Young


Salté, grité y animé, estaba con el micrófono pero me sentía como si estuviese entre el público. Fué mi primer concierto completo. El anterior también lo gocé, algo nerviosa al principio pero al empezar las notas de la primera canción recuerdo que en los ensayos no me había salido tan mal, así que había que tomarlo como si estuviese en el espacio de la casa de Ricardo resevado para nuestra música, nuestros intentos y nuestas ideas para mejorar el sonido y el equipo.

La verdad es que pensaba que mis compañeros se estaban preocupando demasiado pero cómo vale la pena, todo ese esfuerzo no es en vano. Repetir una canción entera hasta que sale perfecta, tratar que salga el sonido por los amplis o las cajas sin error alguno, si no, se para hasta que se consigue.

La mayoría no habíamos pertenecido a un grupo en nuestra vida. Aquello de ir al unísono, de llevar una armonía, de llevar una ilusión cada fin de semana y que al final se goce de nuestros resultados. Cuando terminamos nuestra despedida, los alagos de la gente, las opiniones, las sonrisas, el cansancio y el sudor de haber saltado hasta no poder más. "Es una pasada".

Me he sentido muy arropada por mucha gente. En la vida me habían dado tantos ánimos para algo (ni para los exámenes). Espero que la gente esté de acuerdo en poder ser la nueva adquisición de los Crazy Ponys. A partir de ahora yo también quiero ser una pesada en preocuparme tanto por la perfección, los viejos de mis compañeros no se equivocan. Me hace gracia de que ha veces se enfadan porque no sale como quieren, porque no están de acuerdo todos de lo mismo. Pero la meta es la misma.

Por último, tengo que agradecer el esfuero de Miguel por acompañar esta música los fines de semana con toda su ilusión. Y a mis dos compañeras de residencia Ana y Patricia, que pese al mal tiempo y a las bajas de tanta gente que me querían acompañar, solo sobrevivieron ellas dos. Ha sido alucinante escuchar vuestros gritos al saberos gran parte de las letras.
Son los tres fans más jovenes que nos han seguido, y eso es muy valioso. A ver si consigo que se vuelvan otros discípulos de Neil Young y bajar la media de edad entre los seguidores del keep on rocking.

4 comentarios:

  1. Ya eres una más y de los importantes.
    Pero no es cabezonería, es ganas de hacerlo bien. Y probando y ensayando también se disfruta.
    Ha trabajar, que esta semana hay mucho curro.... canciones nuevas, etc.
    Y estudia!!

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que el ensayo de la mañana parecía que no iba a acabar como acabó, siendo un éxito! Me alegro de que saliera tan bien porque empeño le ponéis un cacho largo!! jejeje
    Enhorabuena! Besiños

    ResponderEliminar
  3. Tia, se me borro el comentario...asiq sólo decir que yo VUELVO! :D

    ResponderEliminar
  4. No sé que ponerte la verdad. Decirte que el concierto MOLÓ MIL!!!!(jajaja) y que ahora ya no dejo de escuchar a Neil Young por tu culpa ehh!!
    El mal tiempo hizo más divertido el fin de semana y por "cuatro gotitas" y una media inundación en la casa de Valdoviño(donde todos iremos a morir alli) no ibamos a dejar de ir...
    :D
    Para el próximo concierto espero no cantar solo el estribillo asique todos los dias,cuando vaya a tu habitación,me vas a tener que poner las canciones una y otra vez, como yo se las estoy poniendo a mi hermana.
    El concierto estuvo genial y tu cantaste muy bien aunque no te lo creas y en el video no se escuche bien!!!! jejeje
    Como conclusión: yo también me apunto al próximo que hagais para bajar la media en los conciertos
    =)
    ...El lunes te voy a dar la tabarra toda la tarde porque al final no me echan!!!jajajaja
    ¡¡Crazy Ponys molan mil!!
    (perdón por tardar pero yo no soy mucho de escribir y no sabia que poner...)
    =D

    ResponderEliminar