miércoles, 27 de octubre de 2010

mmñam "sabo" a sal



375 euros... 375 euros tuve que ahorrar durante meses para conseguir aquella ilusión. Por supuesto, dejé de comprarme caprichos, de tener regalos de cumple, regalos de reyes y a veces incluso dejé de alimentarme bien (cosa que no me suele doler).
Corría el año 2007, había juntado todo el dinero. Tras una larga búsqueda de la tabla perfecta, junto con la gran ayuda por supuesto de Ricardo, me decidí por una ASP 8'2.
Unas semanas después del pedido, me llamó Leo para avisarme de que el gigante ya estaba en Kirra.
No os podéis imaginar las emociones por las que pasé esa temporada.

Seguí ahorrando para la funda y otro poquito más para un traje.

Ya estaba más que lista!
De aquella, tenía la estupenda compañía de mi amiga Sara, con la que pasamos unos momentos increíbles bajando a Valdoviño o incluso de yendo en bus a Villarrube (vaya cara se le quedó al conductor cuando vio mis maniobras en el maletero...)

Ya había cogido olas con el corcho pero no era suficiente, tenía que ver las otras desde otra perspectiva.

Pero no todo lo bueno dura para siempre y como suele pasar a estas edades cambias de compañías, cambias de ambiente,...
En mi caso se resume en que empecé la carrera en Santiago y que me pillé el noviete. No le echo la culpa a nada, fueron mis mayores cambios que me habituaron a otras necesidades.

Ahora, debo de llevar más de dos años sin abrir la funda de la tabla para que se de un baño, buff... incluso más, diría que desde que empecé la carrera mi tabla está deseando emanciparse.

Si hacéis las cuentas al fin y al cabo sólo tuve mi año fuerte con ella





Estas últimas semanas he estado casualmente rodeada de gente que se está proponiendo cambios que aunque cueste, los están llevando a cabo.
La última fue mi madre con sus ganas de ser una más en el mundo de Internet, cosa que me alegra muchísimo y espero que dentro de poco sea ella la que me esté comentando estas entradas.
Pues eso, culo veo- culo quiero.
Yo qué novedad puedo meter este curso? Si, además de estudiar mucho y sacar muy buenas notas...

Je, en realidad no necesité meditarlo, me propongo volver a tener esa ilusión... esas ganas que comento ahí arriba; aquel lejano espíritu de: me da igual el frío, me da igual el cansancio porque yo me cojo mi traje, mi tabla y bajo a la playa.
Eso sí, he de dejarlo claro, porque parece que soy una toda una surfista pero la realidad es que en el agua siempre soy la más cagada. Yo entro en el agua y para mí todo es gigante... todo es peligroso... todo me va a revolcar y me va a dejar sin respiración.
Yo me conformo con una espumilla a pesar de lo que opine la gente

Esa frase de que lo importante es participar y pasarlo bien, yo lo cumplo a raja tabla.

Pues eso, la apuesta está tomada y a pesar de ser consciente de la pereza de tener que cambiar algunos hábitos
El tiempo es el que sabe si esta entrada que redacto, mientras dejo de echar una siestecilla, me sale del corazón o no.

4 comentarios:

  1. Only surfers know the feeling!
    Ya sabes quien, AÚN, está dispuesto a llevarte.......

    ResponderEliminar
  2. gracias cuñao! no creas que no voy a aprovechar tu oferta... eres mi maestro yoda jajajajaja también Luis.
    Vosotros sí que sabéis a salitre.

    ResponderEliminar