domingo, 3 de junio de 2012

Quien a dicho yo?

¿Y si por fin te dieras cuenta de la realidad? Da miedo no? Prefieres seguir pensando que las cosas siguen así de bonitas, tal como te las pintaban los cuentos que leías de pequeño. La familia estaría siempre unida, tu jefe sería justo contigo, los resultados vendrían después de un esfuerzo, los amigos nunca se olvidarán de ti, tu pareja estará contigo el resto de tu vida. Formarás tu familia, tendrás tus amigos, trabajarás y tendrás tu sueldo para estar feliz... como una perdiz.

Ese mundo irreal va a provocar que veas tu vida como una mierda y tendrás que apoyarte en otra gente que esté en una situación peor que tu, para darte un respiro, y que te consueles, bueno... por lo menos yo no estoy tan mal.

Pienso que la vida se divide en diferentes etapas (esto creo que me lo había dicho un gran colega) y lo más importante es saber como te limpias el culo en cada una de ellas. A veces te limpiarás mal y ensuciarás las siguientes, pero otras queda todo desinfectado y estarás listo para afrontar la próxima.

Hay gente que prefiere quedarse tranquilo verificando que las cosas las hace siempre bien, bajo un buen motivo, dejándoselo bien claro a toda la gente a su alrededor, aunque le importe una mierda. Yo me he dado cuenta que antes que hacer las cosas bien quiero hacerlas a mi manera. Luego si está bien o no, todo es relativo, y dependiendo de quien te juzgue.

Prefiero dejar la marca Vicky tras mis pasos. Cuando no sepa que hacer, no hacer nada; pero eso sí, cuando lo tenga claro, lucharé con mis gigantes en la batalla. Si saldrás victorioso o no, nunca lo sabrás, y menos si no te arriesgas a levantar la bandera bien alto para que la gente sepa cual es tu campo.

Y mientras, cerraré bien los ojitos en otras direcciones, para que nada me influya cuando estás en caliente, cuando te enfadan y sabes que no puedes hacer nada aún. O por lo menos que no vas a hacer nada a tu manera, saltarás con lo que te digan los demás que tienes que hacer y te quedarás peor de lo que estabas.

Ver la realidad o no, ahora todo me da igual. Sólo le pido al tiempo que mis esfuerzos se reflejen después en recompensas.


1 comentario:

  1. Me quedo con la última frase!! Sólo le pido al tiempo que mis esfuerzos se reflejen después en recompensas. Si uno quiere, todo es posible!! Hay que luchar y la vida puede ser muy puta a veces, pero si uno sabe reconocer sus fallos, las recompensas llegan! Pero tampoco hay que dejar pasar mucho el tiempo, porque igual que se enfrían los ambientes, también cuesta más volver a encaminarlos.
    Ay dios, que filosófica estoy hecha!! Espero que entiendas mis palabras!!
    Un beso

    ResponderEliminar