domingo, 21 de abril de 2013

Recupero un borrador

Puntos de vista filosóficos de la vida, o de la política, o de la economía… Puedes darte cuenta de muchas verdades o mentiras en un clic. Además de darte ánimos aquellas frases placebo del facebook, del twitter, de blogs,… que consiguen una sonrisa por dentro “esfuérzate, sonríe, sé humilde, valora lo que tienes…”

Pero la verdad es que nadie te va a abrir los ojos ahora, tienes toda la información a tus pies, incluso a gente ingeniosa que piensa por ti y te da ideas. Lo tienes todo en el buscador de google. Tienes mil metas distintas para proponerte, mil maneras de seguir adelante y sentir que tu vida no está estancada en una mala etapa.
Consejos de cómo encontrar trabajo, o cómo educar a tus hijos, o cómo emigrar a otro país, o cómo montar tu propia empresa…

Si, estamos en una etapa que nos han frenado a todos. Las generaciones que tendríamos que estar cogiendo experiencia en nuestros futuros trabajos estamos pateando todas las empresas que se nos ocurran para que reciban un currículo más, por si las moscas…
No podemos avanzar. Y cuando tengamos esa oportunidad lo tendrán más fácil los que acaban de finalizar sus estudios.

Sólo me falta escuchar o leer algún blog que hable sobre esa gente y les dé consejos más directos y personalizados. Muchos sí que es verdad que te hablan bastante de boquilla, que se pretende dar una imagen de esfuerzo porque realmente da miedo sentir realmente la desesperación de una vida que quiere sentirse libre y no puede.

Puedes seguir formándote aunque no sé con qué dinero, o puedes seguir aceptando trabajos que no tienen nada que ver con lo que más ansías esforzarte cada mañana. O sino como muchos intenta suerte en otro país, o aguanta mientras que te mantengan tus padres en casa…

¿Qué coño nos pasa? ¿Estamos parados? Nos han jodido y mucho. Y nadie sabe lo que nos cuesta entenderlo porque estamos acostumbrados a que nos den todo desde que nacimos. Nos quejamos de vicio, tenemos aún todo lo que necesitamos, amigos, familia, móvil, tele, coche, ropa, dinero para salir, para nuestros vicios… y a mamá y a papá que así claro que estamos tranquilos… solo que a unos cuantos se nos mueve algo en el interior, llámale gusanillo por ser independiente o querer mover el culo.

Soy como todos una completa estúpida. Engañada y manipulada por el ritmo que lleva el mundo. Estúpida pensando en filosofar sobre ello para sentirme que tengo una idea distinta que los demás y que me hace ser fuerte.

Qué vamos a hacer al día siguiente mis amigos y yo cada día que nos despidan, cada día que nos tiren a la basura los curriculums, o que nos encuentren los puntos débiles en las entrevistas de trabajo, o que sigamos sin recibir la respuesta de recursos humanos…

Tenemos que estallar ya! Como fuegos artificiales, aunque quede algo cursi es lo que se me a ocurrido cuando pretendo que la gente mire hacia arriba y vea como nos expandimos en cuestión de segundos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario